¿Y tu Bienestar?

Recupera el bienestar y la armonía en tu vida
¿Sientes que te falta armonía en tu vida? ¿Te gustaría recuperar el bienestar físico, mental, emocional y espiritual?
Existe un camino.

 

El rol de la mujer en la sociedad ha ido evolucionando con el desarrollo de la humanidad. El cambio y la adaptación de dicho rol ha estado determinado principalmente por los requerimientos sociales de cada época. Históricamente la mujer ha sido responsable del cuidado de la familia, luego ingresó al mercado laboral aumentando su participación y ampliando significativamente sus posibilidades.

En este progreso y desarrollo de aumento de roles y múltiples oportunidades, ha surgido la necesidad de dar un paso atrás y volver a la armonía. Desde la consciencia social comienzan a surgir preguntas tales como; ¿Y mis vacaciones cuándo? ¿Cuándo descanso yo? Me siento estresada y culpable, ¡Necesito tiempo especial para mí! ¿Qué hago? ¿Por dónde empiezo?

Es importante recargar energías y cuidar el propio bienestar más aún cuando las cifras de depresión a nivel mundial nos alteran de esta posible realidad y nos invitan a evitarla. Más de 300 millones de personas la padecen en el mundo, es la principal causa mundial de discapacidad y está relacionada con pérdida de interés, baja capacidad de goce por la vida, ansiedad, culpa, baja autoestima, reducción de energía, alteraciones de apetito y sueño.

Pero te preguntarás, ¿Cómo puedo empezar a cuidar de mi bienestar si no tengo tiempo y estoy cansada?. Para tomar acción hay que comprender que las creencias que hoy tienes de tu bienestar, han sido adquiridas en tu infancia y edifican la estructura de tus pensamientos, emociones y acciones. La invitación es a cuestionar estas creencias preguntándote; ¿Por qué no estoy pudiendo tener tiempo especial de auto-cuidado? ¿Qué creencia tengo al respecto? ¿Qué emociones siento cuando genero espacios para mí?.

Uno de los grandes obstáculos para alcanzar la plenitud en los tiempos de hoy, es no reflexionar acerca de ¿cómo estoy?. Tomar acción sin analizar si realmente estoy de acuerdo con lo que estoy haciendo, si realmente creo lo que defiendo, es un hábito automatizado. Preguntas tales como ¿Cómo me siento?, ¿Qué quiero en mi vida?, ¿Me siento en armonía?, ¿Mis pensamientos, sentimientos y acciones están en coherencia?, ¿Vivo desde lo que otros creen que es lo correcto para mi o desde mi propio bienestar?, permiten cuestionar las creencias y profundizar en el propio camino hacia la plenitud.

La invitación es a cuestionar las “reglas” que has aprendido socialmente de cómo vivir cada área de tu vida cada vez que no te traigan bienestar para luego transformar la relación que tienes con dichas áreas incorporando más tiempo de calidad contigo misma. Porque ¿Cómo vas a entregar amor, cuidado, tiempo de calidad a tu familia si tu misma no te lo das?

 

A continuación te daré 7 Claves para que puedas recuperar tu Bienestar físico, emocional, mental y espiritual:

  1. Observa tu ritmo de vida. ¿Te gusta? ¿Cómo estás llevando tu rutina? ¿Te trae bienestar o malestar? Observa cómo estás viviendo tu cotidianidad.
  1. Pausa un momento. Respira. Busca un tiempo para ti cada día para reconectar con el momento presente. ¿Qué sientes cuando haces una pausa?
  1. Analiza las actividades que realizas en un día. ¿Cuántas de ellas te traen goce y plenitud? ¿A qué le estás dedicando tu tiempo y energía?
  1. Organiza tu agenda. ¿Cómo puedes coordinar tus actividades para tener más tiempo para ti? Busca ayuda y prioriza lo importante.
  1. Visualiza lo que te gustaría hacer en tu vida. ¿Qué es lo que te llena de pasión? Elige al menos una actividad semanal que puedas incorporar en tu agenda que te llene de goce y energía vital.
  1. Desafíate cada día. ¿Qué reto personal puedes hacer hoy para aumentar tu bienestar? Comprométete con pequeños peldaños y acciones que puedas cumplir.
  1. Armoniza tu vida. Incorpora en tu vida el deporte, la alimentación saludable, la meditación, los pasatiempos, la conversación colaborativa donde pueda emerger quien realmente eres.

 

¡Sé amorosa en tu proceso! Se puede lograr, paso a paso.

Por Ely Rudnick