¿Qué somos? La naturaleza de la realidad.

¿Qué somos? La naturaleza de la realidad.
Desde el punto de vista de la física somos luz y energía, nuestro ADN tiene luz y cuando esta luz disminuye nos enfermamos. La curación y la transformación se producen de un intercambio de energía, luz e información.

¿Qué somos?
Desde el punto de vista de la física somos luz y energía, nuestro ADN tiene luz y cuando esta luz disminuye nos enfermamos. La curación y la transformación se producen de un intercambio de energía, luz e información.

 

¿Cuál es la realidad?
Nuestro mundo físico parecer estar definido por dos cosas: la materia y el espacio vacío.

 

¿Qué es el espacio vacío?
Eso es lo que muchos científicos se han preguntado y comprobado que existe un campo de información que lo conecta todo. Lo que se ha descubierto es que el espacio vacío en realidad no está vacío, es un campo de partículas que se encuentran vibrando en su punto cero y que se comunican constantemente entre ellas mismas. Si nos enfocamos en cualquiera de estas partículas, se hace imposible detectar su ubicación exacta o que tan rápido se está moviendo, la información se vuelve difusa cuando la observamos. Sin embargo, cuando el observador da un paso atrás, permite que ocurran todas las posibilidades al mismo tiempo y puede predecir de forma precisa.

¿Cuál es la naturaleza del tiempo y el espacio?

El tiempo y el espacio están interconectados, uno depende del otro para ser medido. Las dimensiones de alto, ancho, profundidad y tiempo son cuatro dimensiones en las que vivimos y se usan para visualizar el tiempo-espacio. Si ejercemos presión en el tiempo- espacio, ésta crea una curvatura, una comunicación instantánea entre dos puntos en el tiempo-espacio.

 

¿Existe comunicación entre las partículas que se encuentran en el espacio vacío?
Las partículas que se encuentran en el espacio vacío o campo, tienen la habilidad de intercambiar información instantánea. Este canal corta un camino a través del espacio tiempo y de inmensas distancias entre partículas. Lo local y no local no interfiere con el flujo instantáneo de esta información, sin embargo solo hace falta que prestes atención a cualquiera de estas partículas para que esa conexión se rompa. Una sola observación traerá precisión.

 

¿Cómo lograr la coherencia?
El espacio vacío es como un caleidoscopio vibrante y sin fin de partículas en su potencial que de repente se sintonizará con una frecuencia específica. Su potencial energético de punto cero entra en acción provocando un evento de energía quizá un destello de luz. Esta sincronización da forma al mundo que experimentamos a través de la coherencia de las ondas cercanas que se forman y agrupan. Sin embargo, si se introducen una interferencia se interrumpirá la coherencia que mantiene las longitudes de ondas en su lugar y puede darse una entropía o caos a medida que las ondas comiencen a separarse en partículas una vez más.

Por Ely Rudnick.