Despierta tu potencial – paso 2

¿Cómo te fue con el Paso 1? ¿Pudiste poner en práctica el escuchar el significado profundo? Realmente espero que sí y hayas aprendido mucho de ti misma y las personas que te rodean. Sobretodo, deseo que te haya entregado una perspectiva distinta. Y bueno, si aún no sabes de qué se trata y quieres comenzar a desatar todo tu potencial, te invito a leer el post sobre el paso 1 aquí.

Yo por mi parte, estoy comenzando a integrar en mi día a día el paso 2: Cuestionar las creencias. Con el paso 1 uno empieza a abrir los ojos al mundo de las creencias. En mi caso, día a día, descubro la enorme cantidad de historias que me he contado (y muchas son más cercanas a la fantasía que a la realidad). Ahora, debo reconocer que no siempre se me hace fácil identificar estas creencias, sobre todo las limitantes. Es por eso, que te quiero compartir un tip de la Ely que se ha convertido en mi arma para cazar creencias: ¡La queja constante! Suena extraño, pero es TAN efectivo.

El ejercicio es simple: Cada vez que te quejes de algo, cada vez que algo te moleste anótalo, porque es una pista. Entonces, cuando tengas tiempo o cuando te descubras quejándote nuevamente de lo mismo, pon en acción el paso 2. Para ello debes cuestionarte: ¿Realmente creo esto?, ¿por qué creo eso?

Aquí la idea es tratarnos con cariño y observarnos. Esto no es un juicio, estamos aprendiendo de nosotras mismas e intentado entender por qué nos decimos y creemos ciertas cosas. Como dice la Ely: “No te juzgues y observa por qué crees esto, por qué crees que no puedes, que no lo vas a lograr, que no eres suficiente, que no tienes apoyo o tiempo”. Conviértete en un detective que comienza a investigar para diferenciar lo que es una creencia de lo que son lo hechos objetivos”.

¿Por qué es importante que cuestionemos nuestras creencias? Porque muchas veces nos decimos y nos repetimos ideas que no son ciertas, pero llevamos tanto tiempo reiterando ese pensamiento que ya no vemos la realidad. Y esta parte del paso 2 es maravillosa, cuando te das cuenta de que tu vida es distinta a la historia que te has contado y eliges remplazar esa creencia limitante por otra creencia potenciadora. Si te decías que no eras suficiente y ya te diste cuenta de que no es cierto ¿qué te gustaría pensar de ti misma?
Elije esa nueva creencia, por ejemplo, que sí eres suficiente y trabaja ese pensamiento.

Si te permites cuestionar esas creencias vas a descubrir una realidad completa donde sí hay oportunidades, posibilidades, apoyo, comprensión y miles de otras cosas más.
¡Anímate!

Hoy hablamos acerca del segundo paso, de 7, para desatar todo el potencial, “Cuestionar las creencias”. ¿Te gustó?, ¿qué creencia quieres cambiar? Déjame tu comentario aquí abajo y, ¡nos vemos pronto!